¿Trump = Reagan?

Comparar a Messi con Maradona, tal vez, resulte más sencillo que la de Trump con Reagan. Primero, porque ambos son argentinos y conocemos sus vidas y obras. Segundo, porque somos futboleros y nos encantan los debates inútiles.

Con la misma lógica, plantear si Trump puede ser un nuevo Reagan, nos parece un ejercicio fútil.

Los 80’s además del lanzamiento del Tubby 4 fue una década con desafíos diferentes a los que hoy hereda Trump.

Es cierto que al igual que Leonid Brezhnev celebró el triunfo de Reagan, Vladimir Putin se alegró con #TrumpPresident (para mí, se cagó de risa una semana). Ambos, Leonid y Vladimir piensan que un Presidente de no tradicional será el fin de USA o que resultará en un líder débil. Sin embargo es probable que como Reagan mandó al descenso Brezhnev, a Gorbachov y a todo el comunismo (salvo por Corea del Norte y Cuba) algo parecido le termine ocurriendo a nuestro expansionista serial y experto cabalgador de osos, V. Putin.

Volviendo a la nuestro, cuando Reagan llegó a la Casa Blanca en 1982, los niveles de deuda eran bajos, los bancos estaban muy regulados, las tasas de interés eran altas y la economía atravesaba una  profunda recesión que hizo fácil cualquier comparación posterior.

Por el contrario, unser lieber Freund Donald Trump está heredando una economía en desaceleración con excedente de inventarios y con tasas de inflación y de interés en aumento.

Medidas tendientes a la desregulación financiera apropiadas para desatar boom de crédito privado que haga crecer a la economía, serían cuando menos imprudentes dado el elevado nivel actual de deuda total (pública más privada).

Para que la Estados Unidos repunte en la primera mitad de 2017, las familias y las empresas tendrán que hacer un enorme acto de fe a pesar de la persistente incertidumbre y salir a quemar los últimos cartuchos en consumo e inversión en un contexto de tasas de ahorro ya muy bajas y un dólar muchos más fuerte. Tal resultado parece improbable.

Los mercados actualmente desean descontar promesas de un mayor crecimiento con Trump pero sospechamos que estas promesas resultarán difícil de mantener, sobre todo durante los próximos 12 meses.

%d bloggers like this: