Desde Rusia con Amor: recomendaciones de Putin para Macri.

¿Cuál es la situación económica en Rusia?  Mala. Están en recesión desde 2015 y los ingresos de las familias cayeron un 10%. ¿Qué hace el gobierno?  Anuncia un nuevo ajuste del gasto del 10% para el período 2017-19. ¿Sabes cuál es la popularidad de Putin? Lo aprueba el 80% de la población. Teléfono Mauri.

Un articulo del NY Times sobre los porqués de la alta aprobación del presidente ruso nos deja algunas reflexiones que podría tener el gobierno de cambiemos para enfrentar el 2017 sin tirar la casa por la ventana.

Las sanciones económicas impuestas por occidente (léase: los buenos) tras la ocupación de Crimea sumada al derrumbe en el precio del petróleo, llevaron a una caída del 4% de la economía rusa y a una reducción del ingreso de las familias del 10%. Si bien estos números son malos, lejos están de parecerse a los observados después del colapso de la URSS en 1991: -40%.

Primer punto en común con la Argentina: aquí la economía salió del cepo con una recesión estimada (2016) de solo 2,6%. También lejos de lo que vimos luego de la salida de la convertibilidad (-11%)

Aquí como en Rusia todavía tenemos en nuestra memoria el recuerdo de una crisis en serio. Como diría Torrente, sin mariconadas.

¿Cómo sostuvo Putin su popularidad? Debemos aclarar que en Rusia el estado controla los medios de comunicación, incluido el contenido que se publica en internet. Con la invasión de Crimea en 2014  y el apoyo a Siria en su guerra contra el ISIS, Putin les dio a los rusos un relato: es la geopolítica camaradas. Ahora lo que importa no es la economía como en los noventa sino el lugar de la gran madre Rusia en el tablero mundial. Na zdorovie! (¡Salud!)

Lejos esta Macri de posicionar a la Argentina en un lugar que interese al mundo y menos con los desaciertos de Susanita Malcorra y Tincho Lousteau apoyando a Hillary antes de las elecciones. Pero si podría mirar algunas recetas que aplico su par ruso.

¿Que hizo Putin con barril 50% abajo de los precios de junio de 2014? Ajusto el gasto y anuncio un fuerte paquete de austeridad (menos para las fuerzas armadas) y utilizó al máximo las reservas de dólares acumuladas en las épocas de bonanza. Resultado: se evitó el colapso y la economía podría crecer un 1.5% en 2017. Eso sí, habrá nuevos recortes en los presupuestos de 2017-19 (-10% en términos reales). No jodamos, la cosa sigue fea.

Macri debe apelar a un relato. La correcta administración de los recursos y el “juntos podemos” no alcanza. Vamos muchachos, queremos un cuentito en serio, como el que nos daban por cadena todos los días hasta el año pasado. Eso siempre ayuda a pasar los sacrificios del presente. El apresuramiento al anunciar un rebote en el “segundo semestre” deber servir como escarmiento. Porque si planteamos el 2017 como el año del despegue y la gente, aunque la economía crezca, no lo percibe en el bolsillo; estamos al horno. Recordemos que el rebote post tequila no sirvió para que el Peronismo ganara las legislativas del ’97.

El otro aspecto importante es el déficit fiscal. El ajuste del gasto es determinante casi más que los proyectos de infraestructura financiados con deuda. Que el “hoy” no se devore el “mañana”. Un plan de austeridad creíble es importante y no implica necesariamente la perdida de votantes.

Siempre, en todo proceso de cambio, hay que trazar un horizonte.

Comparto un dato interesante: el mercado de acciones ruso (ver ishares ERUS) subió un +50% desde los mínimos de enero: de US$ 19 a US$ 32,5. ¿Qué hizo el Merval en ese mismo periodo? Les aseguro que la respuesta no les va a gustar tanto.

%d bloggers like this: