#BeforeTheMedialun: no estamos solos 🤔

Mis reflexiones antes del desayuno:

448 palabras

Tiempo de lectura 2’59”

Bienvenida la era de la volatilidad 😩

Después de la fuerte recuperación intradiaria del S&P 500 del día lunes (pasó de un -2.9% a 0%), la apertura del martes (por ayer) no podía ser más prometedora: +1.4% 😃. Volvían los #HappyDays pero NO, el cierre fue otra vez 0%. ¿Y ahora qué? No mucho les podemos decir desde #BeforeTheMedialun más que obviedades: el mercado ha entrado en una fase de mucha volatilidad (¿en serio?, porque no nos habíamos dado cuenta 🤦‍♂️) y que 2019 será un año difícil (¿y?) donde hacer dinero no será tan fácil (¿cuándo lo fue? porque nosotros no nos enteramos), etc.

La realidad es que seguimos viendo un 2019 con crecimiento, baja inflación y sólidos fundamentales tanto para la economía 🇺🇸 como 🇪🇺. El bajón del tercer trimestre en el viejo continente tuvo más que ver con menores exportaciones (=comercial global) que con el Brexit, la coalición más bizarra de la política italiana de los últimos 50 años (y eso que fue Premier el gran Silvio Berlusconi) o los chalecos amarillos incendiando París. La buena noticia es que los indicadores de comercio internacional (como el Baltic Dry Index) se recuperaron durante noviembre y las encuestas manufactureras tanto en Europa como en EE.UU. mostraron mejorías.

¿Qué podemos desear para 🇦🇷 en 2019? Que los déficit gemelos en 🇺🇸 (fiscal y comercial) debiliten a “la” dólar (¿Eurodólar en $1.20-1.25?) y eso apuntale a los mercados emergentes. ¿Podremos ver estímulos fiscales en China durante el primer trimestre de 2019? No por el momento, pero 🙏. 

No estamos solos en la madrugada

El índice BAML Emerging Market High Yield que agrupa a los créditos que NO son grado de inversión (es decir, con una calificación inferior a BBB-, como YPF, TGS y otras 🇦🇷), alcanzó los peores registros desde noviembre de 2016, incluso por encima de los malos números observados a fines de agosto. 

Por esta razón, la deuda 🇦🇷 vuelve acercarse a los peores momentos del año y ya rinde por encima del 12% como es el caso del Discount 2033 (Ley local, el querido DICA). ¿Es para alarmarse? La situación no es sencilla pero lo tomaría con calma (¿acaso hay otra opción?). Tenemos cubiertas las necesidades en 2019 y parte de 2020, lo que le restaría financiar en el primer año de un nuevo gobierno estaría entre los us$10.000-15.000 millones, una cifra alcanzable, siempre y cuando gané un gobierno “pro-mercado” como Cambiemos o algún peronismo “racional” (como si del otro lado hubiera seres irracionales 🤷‍♂️). ¿Cuándo la política dejará de meter la cola en el precio de los bonos? Falta bastante porque si usamos la experiencia más reciente (elecciones presidenciales 2015) las primeras encuestas serias se conocerán recién en marzo del año que viene. Tenemos que pasar el verano, otra no hay 😉. 

Ahí fue el #15/2018.

%d bloggers like this: