#BeforeTheMedialun: bancos, allá vamos (otra vez) ðŸ’ª

488 palabras

Tiempo de lectura 3’15”

 No…, “altamente improbable”… bueno, tal vez más tarde 🤷‍♂️

A tres semanas del que finalice la tregua en la guerra comercial sino-americana, Donald J. Trump volvió a prender la usina de volatilidad que son sus declaraciones 😟.

¿Qué dijo ? Todo lo que narró a continuación ocurrió en una misma entrevista ante a la CNBC:  primero dijo que NO se iba a encontrar con Xi Jinping (antes del 1 de marzo), luego que lo veía “altamente improbable”, y finalmente que podría existir la reunión pero sería en una fecha posterior al fin de la tregua 🤦‍♂️.  La reacción de los mercados fue negativa, o al menos, ese día cerraron en negativo. Pero el viernes, luego de una apertura bajista, el S&P 500 terminó subiendo +0.07% 🤔.

¿Estarán los mercados tomándole el tiempo a Donald J. Trump? Después de la debacle de diciembre, Trump comprendió el daño que podía provocar con sólo un tuit, y desde entonces (y hasta el jueves pasado), tuvimos un saludable periodo de silencio en los temas más sensibles: China y la Fed. Después de la tremenda declaración ante la CNBC, el mercado demoró sólo 24 horas en recuperarse. ¿Será porque YA no lo ven capaz de patear el tablero? Si esto es así, entonces con una economía que probablemente no entre en recesión en 2019, y con una Fed en modo pausa, ¿habremos vuelto a la épocas de “buy the dip” (comprar cuando la bolsa cae) de 2017? Lamentablemente habrá que esperar a diciembre para saber si fue así 😂.

¿Seguimos a los bancos? Y dale… 😬

El viernes, los primeros en pegar la vuelta al promediar la tarde, fueron los bancos. Una vez más, Grupo Financiero Galicia (+30% en el año) y Supervielle (+24%), nos muestran el camino, tal como pasó luego del jueves negro de agosto. En ese entonces, los bancos subieron hasta los máximos del 21/9 del S&P 500, para luego corregir en octubre pero respetando los mínimos del 30/8, y allí, al igual que los emergentes, y a pesar de la caída de noche buena, empezar un ciclo alcista TREMENDO. Mientras los bonos chocaban la calesita, las acciones seguían su andar furioso, como TERMINATOR subiéndose a la moto con sus gafas oscuras 😎 . Y si bien es cierto que nuestra recuperación tiene mucho que ver con lo que pasa afuera, seamos justos y reconozcamos que el rebote es posible porque aquí se hicieron los deberes 💪.

¿Qué se logró hasta el momento? La ansiada estabilidad financiera (dólar planchado y tasas en niveles pre-cuadernos) que pedían los empresarios (ver la encuesta cualitativa del IPI del Indec: allí la segunda preocupación de los empresarios, tras la debilidad en la demanda interna, es la inestabilidad de los precios).

¿Cuanto durará el veranito? No lo sabemos, pero si llegamos vivos a marzo, ahí comienza la liquidación de la cosecha gruesa, y según las últimas estimaciones, debería darnos una GRAN alegría. Ahora es el turno de las variables reales, y los próximos dos meses serán cruciales. Esperemos llegar a abril con la actividad rebotando 🤞.

Ahí fue el #46/2019.

Atención: La información y opinión aquí contenida se expone a título meramente informativo y no constituye una recomendación de inversión.

%d bloggers like this: