#BeforeTheMedialun: los mercados se equivocan ðŸ¤¬

Tiempo de lectura 4’12”

Sin tendencia no hay paraíso 😩

Entre los mínimos de octubre y los máximos de nochebuena, el MSCI Emerging Markets Index superó al S&P 500 en +15%, pero desde entonces hemos retrocedido un -5,4% y pareciera que no vamos a ningún lado, ni ellos ni nosotros (a excepción de China que en 2019 la está rompiendo).

Europa y EE.UU. tampoco se sacan ventajas desde que el S&P 500 alcanzará máximos en el mes de septiembre (20.09.18). Dentro del mercado americano, la buena es que en este 2019 los sectores más cíclicos (consumo discrecional, industriales, materias primas, bancos) lo están haciendo mejor que el índice general, y son liderados por el sector de tecnología 💪. Esto es una buena señal dentro de la hambruna en que nos encontramos. Párrafo aparte para un sector cíclico como los bancos: por la pausa en la suba de tasas de la Feda “sólo” lo hacen de bien como el índice 😔. Lo único que podemos decir, es que en la medida que los sectores más dinámicos del S&P 500 lideren le mercado es más probable que la tendencia se resuma hacia el alza a que veamos una fuerte corrección.

En los mercados europeos, los sectores industriales (que exportan sus productos a China) del índice DAX alemán o del OMX sueco no se han destacado. ¿Y porqué llama la atención? Porque deberían hacerlo bien cuando el Shanghai Composite Index, a pesar de la caída de hoy, sigue liderando los mercados globales con un +24% en USD, duplicando cualquier otro índice relevante.

Si China es relevante como nunca antes no sólo para los emergentes sino también para los europeos, ¿por qué sólo los inversores de ese mercado están optimista? ¿será porque como dijo hace unas semanas el Premier chino Li Keqiang que todo esta euforia es  producto del excesivo crédito dado por los bancos durante enero? No lo sé, pero es uno de los temas para seguir de cerca porque a pesar de que los mercados se equivocan, son la mejor herramienta que tenemos para anticipar el futuro 🤷‍.

¿Otra vez sopa?

Por casa las cosas no están del todo bien. El salto en el CDS a 5 años de Argentina desde los mínimos de principios de febrero de 587 puntos hasta los 751 del lunes (feriado aquí, pero no afuera 😉) han contagiado al resto de los mercados, tanto de bonos, como de acciones o de FX. ¿Qué paso? Ayer tuvimos una explicación por parte de gente amiga: cada vez que el BCRA renuevan los repos (“prestamos”) con los bancos, estos se cubren del riesgo argentino adquiriendo CDS. ¿Cuando fue la última vez que esto ocurrió? El pasado 28/2 por us$2,25 lucapalos. Un efecto similar vimos en noviembre pasado para el Día de Acción de Gracias en 🇺🇸.  Deberíamos ir acostumbrando a ver estos saltos cada vez que el BCRA renueve sus repos 😩.

¿Paso algo más en febrero? Si, se publicó el dato de inflación de enero y fue peor al esperado, lo que despertó a los economistas de la siesta y los obligó a revisar sus estimaciones para febrero (+4%) y marzo (+3,5%). Durísimo. Queda claro que hasta que no termine el ajuste tarifario, olvidémonos de una inflación abajo del 2% mensual 🤦‍.

Ahí tenemos una explicación de la debacle reciente de los activos argentinos. ¿Sirve para algo? No, pero si usted está en esto para el largo plazo, entonces le servirá de consuelo que la tasa real en pesos positiva vino para quedarse, que en 2019 tendremos un sobrante de dólares y que la economía muestra los primeros signos de estabilización. Es cierto que todo esto importa tres pepinos si quien gana en octubre es Ella. Pero attenti, esta vez está el FMI de por medio y no tenemos la tarasca para pagar cash y sacarnos de encima a los auditores del Fondo. Me parece que está es la mejor herencia que nos deja Cambiemos. 

Ahí fue el #56/2019.

Attenzione: La información y opinión aquí contenida se expone a título meramente informativo y no constituye una recomendación de inversión.

%d bloggers like this: