#BeforeTheMedialun: toda la carne al asador 🙏 (lunch edition)

Tiempo de lectura 3’41”

Un rally duro de matar 💪

El Shanghai Compisite Index acumula +24,16% en USD en lo que va del año frente a un S&P 500 que está “sólo” +13,88%. Aunque es cierto, que desde los máximos de marzo (3.106,41 puntos), le cuesta retomar la senda alcista, y varios indicadores aconsejarían prudencia:

a) los ejecutivos de las empresas y los principales accionistas estuvieron vendiendo;

b) el volumen operado se ha desacelerado y

c) la compra apalancada (es decir, pidiendo dinero prestado para invertir) ha descendido.

Entonces, ¿el rally está liquidado? No necesariamente porque el ChiNext Index que agrega a las compañías de baja capitalización (small caps), acumula 6 semanas consecutivas de alzas, que es la mayor suba desde 2015 💪 (siempre es una buena señal que suban las acciones de empresas más pequeñas).

¿Qué motiva el buen momento de las acciones chinas? La economía no es la respuesta (¿o sí porque ya se descontó todo lo malo?) porque sigue “fría”. ¿Entonces? La cercanía del acuerdo China-EE.UU. podría ser si uno observa que desde fines de enero, aquellas monedas asiáticas vinculadas al comercio con China lo han hecho muy bien (la Rupia India o el Ringgit Malayo) respecto de otras monedas emergentes más volátiles como la Lira Turca o el Peso Argentino. Perfecto, pero ¿hay algo más? El mercado parece anticipar que la economía también mejorará por los estímulos del gobierno. ¿Tendrá razón? Wait&See, nadie lo sabe.

Movimiento de pinza: el Tesoro pone los dólares, el BCRA la tasa 💪

Por un lado, tuvimos el anuncio de Nicólas Dujovne sobre un acuerdo con el FMI para vender us$9.600 millones a partir del mes de abril que terminó con el misterio, y así el Tesoro podrá poner los verdes sobre el mostrador 👍. Por otro lado, tras el mal dato de inflación (esperado) de febrero, el BCRA redobló la apuesta y decidió congelar la cantidad de dinero (Base Monetaria) hasta fin de año 😱.

¿Cómo reaccionó el mercado? Bajo “la” dólar a $40 y subieron los bonos en dólares y las acciones de los bancos (ADRs). ¿La tasa en pesos? Por ahora vemos una tasa en pesos arriba del 60% para las LELIQ y del 45% para los plazo fijos mayoristas.

¿Tendrá éxito este Plan Monetario 2.0? Con una cosecha récord (híper descontada, por otro lado), un Tesoro vendiendo dólares, y un Banco Central con una política monetaria híper restrictiva, ¿por qué no? El plan tiene una buena coordinación entre el BCRA y Economía 💪 (¿ANSES?), cuenta con el aval del FMI, y sigue la receta que recomiendan los manuales de Macro I y II. ¿Puede fallar? Obvio, esto es Argentina pero ojo, porque cuando se hacen este tipo de pronósticos, recuerde pedirle a su oráculo de cabecera:

1) ¿Con cuál probabilidad calcula el fin del mundo? y

b) ¿Cuáles estiman sean las fechas aproximadas del impacto del meteorito financiero?

Sin esas aclaraciones, pase de lago porque es muy fácil hacer pronósticos sin accountability, es decir, sin tener que rendir cuentas luego.

Pensemos en los que celebraron la debacle de 2018 porque estaban en dólares CASH. ¿Le dijeron en algún momento desde cuando estaban así posicionados? ¿Septiembre de 2014 con un contado con liquidación en $16? ¿Diciembre 2015 a $13? ¿Se mantuvieron SIEMPRE en dólares aún con tasas en pesos arriba del 30%, bonos comprimiendo y acciones volando? Estar en dólares cash durante 3-6 meses es una estrategia, estar en dólares 3-6 años no es NADA de NADA, es HUMO. 

Ahí fue el #60/2019.

Attenzione: La información y opinión aquí contenida se expone a título meramente informativo y no constituye una recomendación de inversión.

%d bloggers like this: