#BeforeTheMedialun: buen debut del Plan Sandleris 2.0 ðŸ˜‰

Tiempo de lectura 4’01”

¿Dólares para todos y todas? 🤔

Desde octubre de 2017 que la Reserva Federal no sólo ha subido la tasas de interés, sino que también ha reducido el tamaño de su balance a un ritmo de us$50.000 mensuales 😱. ¿Qué significa eso? Al no renovar al vencimiento los títulos públicos (bonos 🇺🇸) y privados (MBS=”bonos hipotecarios 🇺🇸) que tenía en cartera, obligo a los deudores a ir a otro lado por financiamiento, achicando de esa forma el “cash” disponible.

Pero todo ha cambiado en este 2019, no sólo no se van a subir las tasas de interés, sino que en los próximos meses, la Fed, no dejará vencer más títulos en cartera, “ahorrándole” al sistema esos us$50.000 millones de liquidez. ¿Qué implica todo esto? Qué tendremos las tasas de interés largas (> 10 años) bastante deprimidas, y los inversores institucionales (Fondos de pensiones, compañías de seguros) se verán obligados a buscar mayores rendimientos en mercados más exóticos como emergentes. Se vienen tiempos interesantes 👍.

¿Quién es el verdadero Terminator?🤔

¿Recuerdan cuando en sus comienzos, los periodistas asociaban el apellido de Federico Sturzenegger con el de Arnold? Fue divertido; lastima que terminó igual que el Terminator (1984): aplastado por una prensa hidráulica (en la versión 🇦🇷 esa prensa fue la sequía y la falta de financiamiento externo).

Quien hoy ocupa su cargo, Guido Sandleris, arrancó jugando su prestigio un día domingo (30/09/18) en una entrevista para La Nación, cuando soltó la siguiente frase para la posteridad: “Ni loco compraría dólares en este momento” 🤦‍♂️. Listo, estamos en el horno pensé para mí; si el nuevo Presidente del Banco Central arranca con esta frase, “la” dólar que había cerrado a $41,25 el viernes anterior, abrirá el lunes (1/10/18), día de inicio del nuevo Plan, en el techo de la banda ($44). Era GAME OVER 🤦‍♂️.

Me equivoqué, aunque en realidad, nos equivocamos todos porque no sólo “la” dólar no subió, sino que empezó a bajar, y más allá de la volatilidad de principios de marzo de este año, a 6 meses de iniciado el plan cotiza a $40 💪. ¿Cuál es el precio que se pagó? Una salida muchísimo más lenta de la crisis, y una recuperación que, tal vez, no llegué a tomar impulso hasta dentro de mucho tiempo 😔.

Pero es preferible  la estabilidad cambiaria, y más en un año electoral, que cualquier reactivación sostenida con emisión y tasas bajas. Porque lamentablemente, de cada crisis, siempre se salió con mayor gasto público financiado con emisión y con tasas reales negativas. Como esta vez no está Roberto Lavagna o Axel Kiciloff, será diferente, y por ello, demorará más.

¿Qué hacer? No fue necesario esperar el dato de inflación de febrero para revisar las estimaciones porque ya después del dato malo de enero, todo el mercado hizo sus números  corrigiéndolos para arriba. ¿Hay lugar para más sorpresas por ese lado? Estimo que pocas. ¿La tasa, por lo tanto, tenderá a bajar? Es muy probable que lo haga, aunque más lentamente de lo que uno quisiera. ¿Entonces las oportunidades están en los instrumentos en pesos “más largos”? Probablemente si, en particular, y por lo dicho en el primer parte de la nota, en aquellos denominados “Peso-Linked”, es decir, en los bonos que los inversores extranjeros pueden suscribir directamente con dólares, sin pasar por el mercado de cambios.

De todas formas, esperemos que la calma cambiaria perduré porque si con una de las mejores cosechas de la historia, y un apoyo inédito del FMI, el Plan 2.0 NO funciona, estamos K.O. porque no llegamos a actualizarlo a la versión 3.0 😩.

Ahí fue el #61/2019.

Attenzione: La información y opinión aquí contenida se expone a título meramente informativo y no constituye una recomendación de inversión.

%d bloggers like this: