#BeforeTheMedialun: hubo un tiempo que fue hermoso 😢 (Sui Generis edition)

Tiempo de lectura 3 minutos

Juntos a la par 🙏

Le he pedido tanto al mercado

que bonos y acciones 🇦🇷

fueran juntos a la par

pero sólo una vez se me dio

Lamentablemente el deseo SÓLO se me cumplió en enero, luego de que en noviembre y diciembre pasado los bonos hicieron nuevos mínimos, pero las acciones siguieron subiendo. Este abril parece que otra vez los caminos se bifurcan, aunque son las acciones las que caen mientras los bonos se recuperan 🤷‍♂️.

¿Cómo explicar el derrumbe de los bancos desde el 14/2? Ensayemos las preguntas porque una única respuesta, este jueves de paro y movilización, no tenemos 😔.

1. ¿El desplome es sólo nuestro? Desde el 31/1 (cuando los mercados emergentes alcanzaron los máximos relativo al S&P 500), las acciones de 🇹🇷 están -15%, las de 🇧🇷 -8%, mientras que las de 🇨🇳 acumulan +6%, y los emergentes suben +3%. ¿Y por casa? Sólo les dejo el dato del Grupo Financiero Galicia: -32% 😩. Primera pista: a estas costas ha llegado un tsunami que afecta mayormente aquellos mercados más especulativos de los que la 🇦🇷 tiene además el condimento de unas elecciones en octubre que dividen agua: populismo o racionalismo.

2. ¿Estamos caros o baratos? Los bancos 🇦🇷 cotizan aprox. 8,5x sus beneficios (estimados de 2019), mientras que los pares latinoamericanos están en 11,4x. En términos de nuestra propia historia también estamos baratos (los precios de enero de 2018 que hoy lucen “ridículos”, en su momentos TODOS los justificábamos). ¿Está metido en el precio el efecto CFK? En parte si, y en parte no, porque el futuro es incierto 🤔. Si tuviera la certeza de que CFK fuese la ganadora, a estos precios VENDERÍA, de lo contrario, COMPRARÍA 🤷‍♂️.

3. ¿Ganan plata los bancos? Hoy hacen la PLANCHA. Por una lado, los clientes a estas tasas no toman créditos porque aún con una inflación de 4% mensual, una tasa del 70% les parece alta, y por el otro, los bancos están cómodos en seguir así: capto plata al 45%, y coloco LELIQs al 68% (ajustado por encaje e impuestos, no es tanto). ¿Cómo vendrán los resultados? En el último mes, los analistas revisaron al alza las estimaciones de beneficios para este primer trimestre, pero viendo como cayeron las cotizaciones, uno debería suponer que el mercado lleva la razón, y los números del primer semestre del año serán malos, tal vez, no veamos buenas publicaciones hasta bien entrado el 2020.

4. Además de una coyuntura negativa, ¿existe algún riesgo sistémico? La incobrabilidad sube, pero no es (todavía) un dato alarmante. Los bancos tiene liquidez suficiente para afrontar cualquier corrida tanto en pesos (ahí juega el BCRA) como en dólares. El sistema financiero aprendió la dura lección del 2001: NO prestaras en otra moneda que no sea la tuya 🤔.

El derrumbe viene por a) cuestiones exógenas que b) se agravan por cuestiones coyunturales (las elecciones), y c) con tasas que impiden hacer negocios (NO crecen los prestamos).

En resumen, los precios bajos (Supervielle MUY cerca de testear los mínimos de agosto pasado 😱) se justifican porque la inflación de enero (publicada el 14 de febrero) rompió la ilusión de una baja sostenida de la tasa de interés que hiciera resurgir el crédito al sector privado (pilar fundamental del negocio financiero).

Pero mirando más allá de 2019 (y tal vez del primer semestre de 2020), un debe recordar  que el negocio de los bancos en Argentina es muy RESILIENTE. Sólo el tiempo dirá como y cuando saldrán adelante pero es seguro que de esta van a salir como lo han hecho siempre.

Conclusión: ¿compro o vendo? Ya le dije que esa respuesta no la tengo, y el precio de averiguar cuando y como los bancos 🇦🇷 resurgirán, es ALTO (se llama volatilidad). Si le gusta lo seguro, cómprese un perro y quédese en casa viendo NETFLIX 😂.  

Ahí fue el #68/2019.

Attenzione: La información y opinión aquí contenida se expone a título meramente informativo y no constituye una recomendación de inversión.

%d bloggers like this: