#BeforeTheMedialun: la felicidad empieza a los $45

Tiempo de lectura 4 minutos

Nadie lo puede estimar 😟

Por un lado, sabemos que las exportaciones a EE.UU. representan sólo el 3% del PBI de China, y por el otro, tenemos estimaciones que las Trade Wars podrían reducir el comercio bilateral entre un 10-15%. Con estos datos, el efecto sobre el crecimiento de China sería aproximadamente del -0,5%. No estaría nada mal para una economía que crece al 6-6,5%, salvo por un pequeño detalle: el multiplicador comercial (Trade Multiplier). Es decir, un dólar de bienes exportados genera más que un dólar de PBI porque implica una mayor inversión privada en bienes de capital y pública en infraestructura, que a su vez conlleva la creación de empleo en otros sectores (construcción, industria) que alimenta un mayor consumo. Lamentablemente, teniendo en cuenta lo difícil que resulta medir el trade multiplier, hoy no podemos estimar el impacto final en términos de crecimiento de una caída en el comercio bilateral entre China y EE.UU. 😩.

Pero si podemos analizar quienes han sido (o serán) los ganadores y perdedores de esta contienda con el simple ejercicio de medir el retorno total (en USD) de algunos sectores/industrias dentro del universo de los emergentes desde el 31/1/18 hasta ayer.

Perdedores (Losers👎):

  • Tecnología (empresas manufactureras NO de software) como Foxconn (Taiwan) cayó un -36%.
  • Puertos como el conglomerado Hutchison Port Holdings Trust (Singapur) que acumula un -37%.
  • Acero como la internacional Posco (Corea del Sur) que está -41%.

Podría seguir la lista con otros sectores/industrias de TODA Asia, pero prefiero mostrar que este desastre (por las trade wars) no sólo afecta a China sino a toda su área de influencia: Japón, Corea del Sur, Taiwan, Singapur.

Ganadores (Winners 👍):

  • Tecnología (software) porque reduce costos como Mercado Libre (+58%) o Alibaba (que cayó -10% pero lo menos que resto de las acciones emergentes -18%).
  • Sectores con baja exposición al comercio global como el sector financiero en la India (ICICI Bank sólo -2%) o Indonesia (Bank Central Asia +15%) que tienen la ventaja de operar en grandes mercados domésticos, bastante aislados de los vaivenes de la economía global.

La lista puede ampliarse, esta es sólo una muestra. ¿Qué pasara con el sector de materias primas agrícolas (soja, maíz, trigo) en este contexto? ¿Le venderemos más o menos a China? En los papeles, Argentina y Brasil podrían beneficiarse, pero en la teoría todo funciona, incluso el comunismo 😂.

La vida empieza a los $45 

Desde el 29/4 hablamos menos de “la” dólar y esa es una buena señal. El Tesoro ha estado ágil en atender a cuestiones técnicas complejas como el vencimiento del bono DUAL (un instrumento que ajusta por el tipo de cambio pero se paga en pesos) para evitar volatilidad innecesaria.

Hoy tendremos el dato de inflación (¿<4%?) de abril que podría ser un punto de inflexión teniendo en cuenta que a) no hubo nuevos aumentos de tarifas desde el mes pasado y b) el BCRA “intervino” en el mercado de cambios y estabilizó “la” dólar en +/- $45.

¿Este “veranito” implica que las tasa en pesos comenzaran a bajar a partir de junio dada la desinflación reciente? La lógica indicaría que sí pero desde el 17/12/15 que venimos anticipando que las tasas van a bajar como consecuencia de una menor inflación, y siempre fallamos. Mejor no apurar los procesos, y seguir cortos en pesos (es decir, en las LECAPS más cortas).

Dejo una pregunta para el viernes: ¿será hoy un buen momento para vender instrumentos que ajusta por inflación como las LECER? Tal vez valdría la pena explorar la idea un poquito más.

Ahí fue el #78/2019.

Attenzione: La información y opinión aquí contenida se expone a título meramente informativo y no constituye una recomendación de inversión.

%d bloggers like this: