¿Llegó el momento del oro?

Tiempo de lectura 2 minutos

Los fanáticos del oro viven su gran momento: el precio en dólares del metal está +13,6%, en lo que va del 2020, mientras que el S&P 500 está -2,8% abajo.

Párrafo aparte (será material de otro post) para los bonos del Tío Sam que lo han hecho aún mejor: +18% en el año.

Nueva imagen (1)

Además el futuro les sonríe con sólo mirar el gráfico de la evolución de la liquidez global:

Nueva imagen (5)

THIS IS IT! Este es el momento para estar recontra largos en oro porque el dólar se debilitará por culpa de la Fed que por salvar la economía traerá de regreso a la inflación.

Pero antes de darle al botón de BUY, BUY, BUY pensemos un poco más esta idea.

Poniendo los puntos sobre las “íes”

La política ultra-expansiva de la Fed ha debilitado al dólar desde fines de marzo cuando no pudo superar los valores alcanzados tras la victoria de Donald J. Trump en las últimas elecciones en EE.UU. Sin embargo, la tendencia (todavía) no está clara.

Nueva imagen (4)

Patrón dólar

Quienes afirman el fin del patrón dólar suelen re-expresar el valor del S&P 500 en oro, es decir, dividen el precio (en dólares) del S&P 500 por la cotización (en dólares) de la onza Troy. Así medido el S&P 500 está casi sin cambios en los últimos 5 años. Es decir, desde principios de 2015 no vimos una suba del S&P 500 sino una caída en el valor del dólar.

Nueva imagen (3)

Wrong, dead wrong!

Lamentablemente este análisis es incorrecto. El mundo se rige bajo el patrón dolar, es decir, las operaciones comerciales, financieras, inmobiliarias, y hasta el regalo de cumpleaños de los nietos se pactan, denominan y liquidan en dólares. Nadie cubre el descubierto del banco con un lingote de oro, antes lo “transforma” en dólares.

El oro no es más que uno de los tantos activos que tiene la economía como lo son las propiedades inmobiliarias, las acciones o los bonos corporativos.

Cada crisis nos recuerda lo importante que es la liquidez, es decir, la capacidad de convertir en dólares billetes cualquier clase de activo que uno tenga en cartera. ¿Por qué? Porque las deudas (proveedores, impositivas, comerciales o financieras) siempre se saldan con dólares contantes y sonantes.

Otras alternativa al dólar: acciones

¿Por qué elegir el oro cuando podríamos también medir el S&P 500 en acciones de Microsoft? El siguiente gráfico divide el valor del índice S&P 500 por el precio de la acción del amigo Bill Gates.

Nueva imagen

Aquí también valdría la leyenda: “no sube el S&P 500, baja el precio del dólar”. A fin de cuentas, la acción de Microsoft es más liquida que el oro (pidan puntas para comprar/vender ambos activos y entenderán mi punto).

Consejo: el oro puede parecer atractivo, pero es un activo que no posee cashflows y su única rentabilidad proviene de la expectativa de que alguien este dispuesto a pagar un dolar más por él del que pusimos nosotros en su momento. Apuesten al ingenio humano (ej. las acciones) que es lo único que tiene verdadero valor.

Gracias por leer.

Attenzione: La información y opinión aquí contenida se expone a título meramente informativo y no constituye una recomendación de inversión.

%d bloggers like this: