Por fin le ganamos una a los brasileños

Nota publicada en contratapa del diario El Economista -19/4/17-. Cuando a principios de los ’80, los coreanos se instalaron en el barrio del Once, la mezcla de los letreros con el sistema de escritura hangeul, junto con el sonido de la lengua yiddish, nos ponía un poquito más cerca de Nueva York. Lamentablemente, este argumento no me resultó para cancelar un paseo por la Quinta Avenida, y reemplazarlo por un recorrido para observar el estilo renacentista de Plaza Miserere.

Non-Stop entre Beijing y Sao Paulo

Nota publicada en contratapa del diario El Economista -5/4/17-. Sobre la avenida Santa Fe, cuando uno empieza a recorrer el barrio de la Recoleta, aparecen en cada esquina los bar-pizza-café heredados de los ‘90. Fue el síntoma de una época donde para sobrevivir había que fusionar la pausa del café porteño con la inmediatez de la pizza (a la piedra).

El desafío de seguir manteniendo el rumbo

Nota publicada en contratapa del diario El Economista -1/3/17-. “Su atención por favor: Aerolíneas Argentinas anuncia la partida de su vuelo AR1133 con destino a Buenos Aires”. Bastó que el Presidente escuchara el anuncio y hojeara la tapa de los diarios de abordo para darse cuenta que el sueño se terminó y era hora de regresar a la realidad. Al final, Juliana Awada lo convenció de que era mejor seguir de largo y pasar unos días en Chapadmalal antes de ir a la Casa Rosada.

Error cargando datos, intente más tarde

Nota publicada en contratapa del diario El Economista -8/2/17-. La economía global, vista como un todo interconectado, se parece a cualquier ecosistema del planeta donde las especies son interdependientes. Al igual que en la naturaleza, la economía también tiene especies en extinción como por ejemplo “aquella que demanda commodities” más conocida como la República Popular China.

¿Qué te pasa Brasil?

Noviembre será recordado como un mes fatídico para muchos emergentes. Para Brasil fue demoledor. Con el triunfo de Trump y el aumento en la tasa de interés, se terminaron las buenas noticias. Después de la peor recesión de los últimos 100 años, -3.8% en 2015 y -3.5% en 2016(e), las perspectivas de crecimiento para 2017 pasaron de un optimista +1.5% a un pobre +0.5% (apenas un error estadístico). Sin onda verde amarela. ¿A quién le reclamamos?