Cada vez más, cuesta más.

El estado nacional precisa pedirle a los mercados, según un informe de Goldman Sachs, US$41.200 millones para pagar los bonos que vencen el año que viene (como el Bonar 2017, Global 2017, entre otros) y financiar parte del déficit fiscal (se vienen las elecciones y la necesidad de imprimir boletas, poner mesitas en las esquinas, inflar globos, usurpar el espacio publicitario, etc.).

Los dilemas del gobierno

¿Qué pasó con el rebote del segundo semestre? ¿Dónde está? Ni idea. Tal vez se lo escondieron porque es medio feito. Algunas reflexiones para 2017.

Hablemos sin saber

Es común observar debates donde lo que prevalece es el tono y lo gestual por encima de los argumentos y los datos. A la hora de invertir y tener más probabilidades de éxito, son necesarias dos cosas: 1) un proceso que pueda repetirse y 2) mucha data.